Reporteros gráficos de Argentina denuncian que trabajadores de la prensa son objetivos a reprimir
APU Agencia de Noticias Paco Urondo/ Tomado de Pressenza
Lunes, Diciembre 18, 2017
Foto: Agencia Paco Urondo

ARGRA y SiPreBa denunciaron la falta de garantías para el ejercicio de la prensa en Argentina. “La violencia policial contra la prensa constituye un grave atentado a la libertad de expresión”.

La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina emitió un comunicado en el que denuncia que los trabajadores de prensa que cubren la protesta social “son asimilados a “objetivos a reprimir” por parte de las fuerzas que dependen del Ministerio de Seguridad”.

Toma el caso del fotógrafo de prensa Pablo Piovano, que cubría los incidentes en las cercanías del Congreso, y fue baleado con postas de goma por un policía uniformado a menos de un metro de distancia. “Piovano estaba frente a un pelotón policial tomándoles fotografías cuando fue baleado, y el disparo le dio de lleno en el pecho y el abdomen, provocándole seis heridas sangrantes”, informan. “En la misma cobertura el colega Germán Garcia Adrasti  recibió cuatro impactos de postas de goma en sus piernas. Hechos similares de disparos deliberados fueron reportados por reporteros gráficos de Neuquén en el día de ayer, y en diversos episodios en La Plata y la Ciudad de Buenos Aires los fotógrafos fueron “confundidos” o asimilados a los manifestantes a reprimir”, agregan.

Al mismo tiempo, remarcan que “no se conoce un solo caso de sanción a los responsables o admisión de los hechos por parte de las autoridades”. Y exigen “el cese inmediato de la represión a los trabajadores de prensa que cubren la protesta social”,  responsabilizando “en forma directa al gobierno, especialmente al Ministerio de Seguridad, por la seguridad de los periodistas en el ejercicio de su labor. Asimismo, se reserva el derecho de acudir a la justicia en procura de amparo al derecho de informar y la libertad de prensa”.

Por su parte, el Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires, en conferencia de prensa, pidió la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por un nuevo atentado con la libertad de expresión. “Exigimos la renuncia de la ministra Bullrich como responsable política de la brutal represión contra los manifestantes y trabajadores de prensa. También repudiamos el cinismo del jefe de gabinete Marcos Peña, que adjudicó las heridas de los reporteros a los manifestantes. Las balas de goma salieron de las armas de la policía, esperamos la rectificación de Peña”, manifestó Fernando “Tato” Dondero, secretario general del SiPreBA.

Se encontraba presente allí Pirovano, quien indicó que “todo el discurso del dialogo no se corresponde con los balazos que recibí y que recibieron tantos compañeros ayer. El riesgo a nuestra seguridad, a nuestro derecho a comunicar está siendo lacerado. Se están apagando voces y de esa manera nos quieren disciplinar como fotógrafos, como reporteros gráficos”.

“La violencia policial contra la prensa constituye un grave atentado a la libertad de expresión. No quieren que estemos en la calle haciendo nuestro trabajo, cubriendo las manifestaciones, porque saben que de esa forma no puede asegurarse la impunidad”, advirtió Tomás Eliaschev, secretario de Derechos Humanos del SiPreBA.  Participaron también de la conferencia el presidente de ARGRA, Daniel Vides, el abogado Diego Morales, del CELS, y dos de los reporteros gráficos heridos ayer: Pablo Piovano, free lance, ex Página/12, y Federico Hauscarriaga, corresponsal de ANRed, integrante de la Red Nacional de Medios Alternativos.

También resultaron heridos por la violencia policial Leandro Teysseire, fotógrafo de Página 12, Guido Rodríguez, camarógrafo de C5N, Pablo Cuarterolo y Marcelo Silvestro, reporteros gráficos de Perfil, Nicolás Fiorentino, periodista de Letra P,  quien fue agredido por un empleado de seguridad de la Cámara de Diputados.

Sección: