Choquehuanca: el Alba tiene que ser el motor de la integración nuestramericana
FCINA
Jueves, Noviembre 16, 2017
Foto: Archivo

La Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA-TCP) debe ser el motor que impulse los espacios de integración regionales como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), expresó David Choquehuanca, secretario general de este mecanismo, en conversación con periodistas y comunicadores populares del Foro de Comunicación para la Integración de Nuestra América (FCINA).

Choquehuanca expresó que en momentos donde intereses externos están tratando de debilitar la integración regional, el ALBA no debe desmayar en su misión de fortalecer la Unasur y la Celac, instancias que “están pasando momentos difíciles”.

Indicó que con el trabajo del Alba se puede sortear la difícil situación para alcanzar plenamente “lo que buscan nuestros pueblos: igualdad, luchar contra las injusticias, contra la explotación, contra el odio; queremos respeto a la soberanía. Nuestro continente se llama integración”, dijo.

Recordó que estos espacios de integración fueron impulsados por la acción de los presidentes progresistas de la región, entre los que destacó a Hugo Chávez, Evo Morales, Néstor Kirchner, Lula Da Silva y Rafael Correa. “Unasur es para volver a caminar por nuestros propios caminos. Unasur, como decía Chávez, es para volver a nuestro gran Abya Yala. Unasur es para caminar por nuestros caminos y no por los caminos del Norte y, el Alba, es un espacio que busca hermandad para empujar espacios de integración mayor”, acotó.

Para lograr la integración mayor, el alto representante del Alba destacó la importancia de la participación de los movimientos sociales. Indicó que en estos momentos es fundamental su articulación y dinamización, razón por la cual desde el Consejo del ALBA y la Secretaría Ejecutiva se está trabajando en su institucionalización.

Choquehuanca también destacó que los movimientos sociales y populares de la región son de los pocos del mundo que participan en el mismo nivel que los Estados y los presidentes, lo cual es un importante logro en América Latina y el Caribe.

Para el funcionario boliviano, el futuro de la región debe llamarse integración. Recordó que “nuestro continente había sido desintegrado, dividido, fragmentado y descuartizado. Antes que llegaran estos hombres extraños, en nuestro continente no conocíamos fronteras. Nuestro continente tenía nombre y tiene nombre. Tenemos identidad. Y ese continente se llama Abya Yala. Nuestro continente resistió a la división, a la desintegración. Porque Abya Yala significa unidad, significa integración”.

Choquehuanca también conversó sobre la actuación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la actitud de su secretario general Luis Almagro con respecto a los temas relacionados con la integración regional que impulsa el Alba, la Unasur y laCelac.

En ese sentido, acotó: “los que conocemos la OEA sabemos que nunca ha estado al servicio de nuestros pueblos, por eso la llaman el ministerio de las colonias”. Manifestó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se ha tomado atribuciones en relación a diferentes temas pasando, incluso, por encima de los Estados.

Repudió la actuación de “algunos funcionarios que obedecen a intereses, no de la OEA, sino a intereses externos”.

Al respecto, puntualizó que algunos de los secretarios generales que han encabezado este organismo multilateral, “siempre han visto sus intereses personales y han caído en prácticas que EE.UU. ofrece a estos funcionarios”.

Puntualmente indicó que el trabajo de algunos funcionarios como Almagro es la división. "Nos hemos decepcionado de Almagro, muchas de las personas que pensábamos conocerlo. Este señor se ha prestado a este juego sucio de Estados Unidos y ha logrado dividir la OEA”.

Calificó como lamentable que la OEA esté dividida y que trabajen para seguir dividiendo. No obstante, indicó que a pesar de esta turbia intención está el Alba que trabaja por la unidad.

A juicio de Choquehuanca, la posición de la OEA ha logrado que pierda fuerza e importancia, lo cual ha llevado a que instancias como la Celac se consoliden como los verdaderos espacios de integración regional.

Sección: