En el marco de la OMC
La acción ciudadana es fundamental en las negociaciones sobre comercio electrónico
ALAI
Viernes, Septiembre 29, 2017
Foto: Ciespal

Para Sofía Scasserra, asesora en temas económicos y de comercio internacional de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) e investigadora del Instituto Mundo del Trabajo de la UNTREF, la acción ciudadana debe ser fundamental en las negociaciones sobre comercio electrónico que tendrán lugar en el marco de la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que se llevará a cabo en diciembre de este año en Buenos Aires, Argentina.

Durante su participación en la sesión inaugural de Diálogos por una Internet Ciudadana, Scasserra puntualizó que los acuerdos de libre comercio en el mundo han sido históricamente bloqueados cuando la ciudadanía se entera de su contenido. “El TPP no fracasó porque Trump es el mesías que vino a salvarnos, fracasó porque la sociedad norteamericana dijo no queremos el TPP, y sobre eso Trump monta su plataforma electoral. Fue el enorme trabajo de la ciudadanía”, indicó.

Para Scasserra no es un dato menor que la OMC regrese luego de estar 20 años prácticamente paralizada, y a una ciudad latinoamericana. A su juicio esta situación debería prender las alarmas de la ciudadanía con el propósito de discutir y analizar lo que contienen los acuerdos que se pretenden firmar.

En tal sentido, la investigadora destacó la importancia de sensibilizar a la población acerca del comercio electrónico, pues en la actualidad algunas personas confunden el tema con las compras por Internet y no conocen cómo funciona la transferencia de datos en el ciberespacio. “Nos están monitoreando 24 horas al día. ¿Facebook qué produce? ¿Google qué produce? ¿De dónde sacan la plata? De los datos que recolectan, los datos son todo”, refirió.

Durante la conferencia ministerial de la OMC en Buenos Aires, Scasserra indicó que se aprobará una peligrosa agenda de comercio eléctrico con la cual las grandes corporaciones mundiales buscarán desmembrar la cadena productiva de nuestros países y tomar control absoluto de Internet, de nuestros datos y de nuestros procesos productivos.

Entre los puntos de la agenda, Scasserra advirtió que las corporaciones plantean eliminar los impuestos a través de Internet; que  no exista presencia comercial en los territorios; la libre circulación de datos; la eliminación de tribunales de solución de controversias con los consumidores y la imposibilidad de exigir transferencia tecnológica por parte de los Estados.

“Esto nos lleva a un debate casi lógico, ¿si este es el futuro del capital, cuál es el futuro del trabajo? Se quiere buscar la precarización de los puestos de trabajo. El Futuro del trabajo es la precarización de nuestros puestos de trabajo”, explicó.

Detalló que la ciudadanía debe exigir tener la capacidad de regular Internet y de exigir a las empresas responsabilidad social. “Si esto se firma en la OMC pasa a ser normativa supranacional, y esto es el diseño de la economía del futuro, de la economía de datos que es la nueva revolución industrial”, puntualizó.

Sección: